LA NATURALEZA HABLA.

NoSOTROS ESCUCHAMOS.

ABRE TU PUERTA A LO NATURAL

El tiempo,
nuestro mejor
ingrediente

En Sánchez Montero cuidamos la salud de nuestros animales, les damos la mejor alimentación y elaboramos cada producto con especial esmero. Pero nada de eso sería suficiente para obtener unos productos de tan alta calidad si no fuera por un ingrediente secreto:

El tiempo.

Porque solo respetando al máximo el tiempo de curación y elaboración necesarios es posible obtener productos como estos.

Tómate tu tiempo para disfrutarlos.

NUESTROS ESPECIALES

Amamos cada uno de nuestros productos. Por eso les dedicamos nuestro tiempo, paciencia y atención. Descúbrelos y comparte con nosotros la pasión por lo natural.

JAMÓN
DE BELLOTA
IBÉRICO

JAMÓN DE BELLOTA IBÉRICO

Jamón de bellota ibérico de una calidad única, procedente de cerdos alimentados con bellotas, cuidados y criados bajo los más exigentes protocolos.

Gracias a su larga y lenta forma natural de curación en bodegas, el jamón va adquiriendo poco a poco la sal procedente del proceso de salazón y expulsando la humedad hasta llegar al punto perfecto de curación. Un proceso artesanal que dura entre 36 y 48 meses, más largo que uno de cebo, debido al ácido oleico presente en la grasa.

El resultado es un jamón de bellota ibérico sabroso, aromático, de un color rojo cereza intenso y entreverado con una grasa más suave y transparente, lo que le aporta una jugosidad y una untuosidad extra que permite que se funda en la boca.

LOMO
DE BELLOTA
IBÉRICO

LOMO DE BELLOTA IBÉRICO

El saber hacer hecho producto. Procede directamente de uno de los cortes de carne más nobles, sabrosos y tiernos del Cerdo Ibérico: el lomo. Los animales, de raza 100% ibérica, son alimentados con bellotas y cada lomo se somete a un proceso de lenta curación durante más de 6 meses que se realiza en bodegas, lo que, junto al tipo de pieza mencionado, lo convierte en el embutido de mayor calidad y sabor.

JAMÓN
DE CEBO
IBÉRICO

JAMÓN DE CEBO IBÉRICO

Producto de altísima calidad, con un aroma y textura excelente, procedente de cerdos alimentados con cebo a base de trigo, cebada, soja y maíz, cuidados y criados bajo la atenta mirada de los profesionales más exigentes.

De color más rosado, su lento y cuidadoso proceso natural de maduración, de entre 30 y 36 meses, lo convierte en un producto sabroso, aromático y con grasa infiltrada en sus tejidos musculares lo que le aporta una jugosidad extra y un sabor inconfundible.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad